Inicio / Discursos

MENSAJE DE LA PRESIDENTA HONORARIA DEL SISTEMA PARA EL DESARROLLO INTEGRAL DE LA FAMILIA DEL ESTADO DE MÉXICO, SEÑORA FERNANDA CASTILLO DE DEL MAZO, DURANTE EL ENCENDIDO DEL ÁRBOL NAVIDEÑO DE LA FAMILIA DIFEM

  • 03/12/2019, Toluca
    Folio: 10948

Toluca, Estado de México, 3 de diciembre de 2019.

 

Muchas gracias, ¿cómo están?, ¿les gustó el show? Otro aplauso para los de la Fábrica de Santa que ya se van por allá y lo hicieron muy bien.

 

El espíritu de la Navidad ya ha llegado al DIF del Estado de México y lo recibimos con mucho cariño con esta bella y tradicional celebración que es el encendido del Árbol navideño.

 

Fechas como ésta siempre son motivo para reunirnos con nuestros seres queridos y agradecer por conocer a personas que han marcado nuestras vidas como ustedes que hoy están aquí.

 

Ustedes tienen un lugar muy especial en mi corazón, en el de mis hijos y en el de mi esposo, pero especialmente en el de todos los que conformamos la gran familia DIF Estado de México.

 

Cada historia de quienes hoy están aquí presentes es la razón por la cual seguimos esforzándonos para llegar a más hogares. Me da mucha alegría saber que con un pedacito de amor y de esperanza, este año cerramos diferente.

 

Hemos tenido la oportunidad de unir, de proyectar, pero sobre todo de reflexionar y quiero expresarles que en mi reflexión están todos esos logros alcanzados, esas grandes obras que nacen del corazón y que han permitido transformar miles de vidas en la entidad. Gracias.

 

Esas grandes acciones y programas que, con el apoyo de mi esposo, el Gobernador Alfredo Del Mazo, seguimos fortaleciendo y ampliando porque queremos familias fuertes, en donde no falte la unidad, la ilusión, el amor, la esperanza como motor para salir adelante. Gracias mi amor porque tú eres nuestro gran respaldo, un aplauso para el Gobernador. Alfredo, Alfredo, Alfredo.

 

Quiero decirles que en el 2020 seguiremos trabajando con más ganas, aún tenemos mucho por hacer, estoy segura que será un año de prosperidad, donde podamos extender nuestros brazos para seguir protegiendo a nuestros niños y niñas, llegar a más adultos mayores que son la sabiduría de cada familia, un aplauso para ellos, nuestros queridos abuelitos siempre presentes, atendiendo a nuestras personas con discapacidad, que han sido una gran motivación y un gran ejemplo para nosotros, un aplauso también para ellos.

 

A veces en un simple acto de dar es en el que encontramos la mayor felicidad y hoy tenemos que agradecer mucho todo ese amor que todos nos dan, todo el amor con el que trabaja todos y cada uno de aquí en la familia DIFEM.

 

Deseo de todo corazón que la armonía, la paz y el amor reine en sus hogares, que sea una época de dicha y felicidad, de bendiciones para todos ustedes, muchas gracias y les deseo la mejor de las navidades y lo mejor para este año 2020.

 

Muchas felicidades, que Dios los bendiga. Gracias.

 

000…000