Inicio / Discursos

MENSAJE DEL GOBERNADOR DEL ESTADO DE MÉXICO, LIC. ALFREDO DEL MAZO MAZA, DURANTE EL XXIII ANIVERSARIO DEL CONSEJO ESTATAL PARA EL DESARROLLO DE PUEBLOS INDÍGENAS

  • 12/10/2017, San Felipe del Progreso
    Folio: 114


 

SAN FELIPE DEL PROGRESO, ESTADO DE MÉXICO, 12 DE OCTUBRE DE 2017

 

Muchas gracias, quiero primero que nada decirles que me da un gran gusto estar aquí con mis amigas y amigos de San Felipe del Progreso, hace un rato el Presidente Municipal, Olegario Romero, a quién le agradezco que me reciba el día de hoy en su municipio, decía que fue de los primero municipios visitamos hace algunos meses cuando estábamos haciendo nuestro recorrido para buscar la gubernatura del Estado de México.

Y desde los primeros momentos y las visitas que hicimos siempre recibimos un gran cariño, un gran cariño de la gente de San Felipe del Progreso.

Y yo les dije que ese cariño iba a ser correspondido y que de los primeros lugares donde yo quería visitar siendo Gobernador será precisamente aquí, en San Felipe del Progreso, y por eso el día de hoy vengo con mucho gusto a estar nuevamente aquí con ustedes, vengo con mucho gusto a estar aquí nuevamente en San Felipe del Progreso.

Y en un día especial, porque estamos celebrando los 23 años del Consejo Estatal para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas,

Somos un estado que es rico en su pluralidad y en su diversidad, y por eso todos los programas que hacemos tanto a nivel estatal, como a nivel federal para apoyar a nuestros pueblos indígenas deben de seguir creciendo y deben de tener un mayor impulso.

Quiero aprovechar para saludar a todas y todos los jefes supremos de las distintas etnias del Estado de México que nos acompañan el día de hoy y agradecerles por recibirnos por ese gran cariño como lo han hecho siempre, en particular a todas mis amigas y amigos mazahuas que están aquí el día de hoy, porque además los encontramos en este Centro Ceremonial Mazahua, un orgullo del Estado de México, un orgullo para nuestras amigas y amigos mazahuas del Estado de México y les agradezco que nos reciban aquí con ese gran cariño.

A mi compañera, porque es compañera diputada federal,  doña Elena Real Salinas, gracias querida Elena por estar con nosotros; a Eduardo Zarzosa, nuestro diputado local, también muchísimas gracias por acompañarnos, y de manera muy especial, al delgado de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de nuestro país, a Javier Jerónimo Apolonio, que además fue presidente municipal y diputado por San Felipe del Progreso.

Y quiero, ya lo mencione hace un momento, pero quiero felicitarlo, porque además se ve que ha hecho un gran trabajo aquí, en nuestro municipio, justo venimos ahorita de la comunidad de San Pedro el Alto y ahí nos platicaban del gran trabajo que ha venido haciendo como presidente municipal.

Quiero reconocer el esfuerzo y el compromiso con su tierra don Eduardo Romero, querido presidente gracias y felicidades por ese gran trabajo.

Me da mucho gusto que el día de hoy podamos continuar con uno  de los programas, yo diría, uno de los programas más importantes que tenemos en el Estado de México, el más solidario, porque es un programa solidario, que es el de Apadrina a un Niño Indígena, aquí hicimos entrega de algunos de esos apoyos precisamente a  algunos niños de nuestras comunidades indígenas, como Angélica, que está aquí con nosotros y que es gracias a un trabajo entre todos.

Y yo quiero reconocer aquí el  esfuerzo, porque es un trabajo que hace la sociedad civil, la sociedad civil que apadrina y apoya con un recurso, para apoyar a nuestros niños indígenas, lo hace el Poder Legislativo, lo hace el Poder Judicial del estado, lo hace también el Poder Ejecutivo, los funcionarios estatales, lo hacen también las universidades, también, por supuesto, para que podamos darle a nuestros niños indígenas la oportunidad de tener un apoyo económico para que se sigan preparando, para que sigan estudiando, para que tengan más oportunidades el día de mañana.

Y hoy fue el primer apoyo que entregamos de este programa, y yo quiero, además de decirles que le vamos a dar un gran impulso a este programa que hoy en día cuenta con más de 10 mil beneficiarios en todo el Estado de México.

Aquí le pido a nuestro Secretario de Desarrollo Social, y al CEDIPIEM, que también está aquí con nosotros, que le demos un mayor impulso a este programa, que hagamos una campaña muy intensa paro poder sumar a la sociedad civil, para que los servidores públicos de los distintos poderes del Estado se sumen a adoptar y a apadrinar a un niño indígena.

Que le demos el impulso a este gran programa solidario que tenemos en el Estado de México, y a la sociedad civil que lo hace, que podamos sumar cada vez más a las empresas que de manera solidaria entran a trabajar a este programa.

Tenemos hoy en día 10 mil beneficiarios, tenemos que duplicar ese número de beneficiarios, querido Erick, y te pido a ti, al Secretario de Desarrollo Social, que se encarguen, al director del CEDIPIEM, y que nos apoye pues el CDI, también, Javier Jerónimo, porque también nos va a poder apoyar para duplicar este programa que hoy en día tiene el Gobierno del Estado de México.

Nuestro compromiso con San Felipe del Progreso es total y quiero platicarles que precisamente ahorita en San Pedro el Alto, me encontré con una mujer mazahua que se llama Belem, que a lo mejor algunos de ustedes la conocen, se dedica al mole y a la granola, no sé si la identifiquen, ¿por acá la identifican?, bueno me dio mucho gusto encontrarla ahorita que hicimos el recorrido.

Porque Belem, hace 10 años, en el 2007 fue a tocar las puertas del Instituto Mexiquense del Emprendedor, que estaba recién creado aquí en el Estado de México, que lo creó el Presidente Peña, y fue a pedir un apoyo económico, que le diéramos un apoyo económico para poder comprar material que requería para seguir produciendo la granola y para capacitación.

Y en ese momento había un director ahí en el Instituto Mexiquense del Emprendedor que creyó en Belem y quien le dio el apoyo, ¿saben quién era ese director? Nos tocó darle el apoyo a Belem, le dimos un crédito, le dimos un apoyo para comprar maquinaria y le dimos capacitación.

Hoy 10 años después, y la acabo de ver ahorita acá abajo en San Pedro, hoy 10 años después, me da un gusto enorme verla, cómo ha crecido su negocio, pero algo muy importante, cuándo empezó, empezó vendiendo sus productos en el mercado, en algunas de las exposiciones que de repente se pueden hacer en algunos lados y que llevaba el producto.

Hoy ya vende la granola y el mole a cadenas de restaurantes como las cafés Toks, gracias a ese empuje que se le dio en su momento, gracias a que alguien creyó en ella, que fueron todas las gentes que estaban trabajando de la mano, y hoy en día es un caso de éxito que tenemos en San Felipe del Progreso.  

Belem puede convertirse en un gran ejemplo para todas y todos los que están aquí presentes y que quieren impulsar un proyecto.

Y así como ella lo hizo con el mole y con la granola, así como muchos lo hacen con la platería, así como lo hacen con los bordados, con los chalecos que me regalaron también hace un momento, que podamos apoyarles para que sigan haciendo estos proyectos productivos y para que encontremos la manera de ayudar a vender estos productos que hacen ustedes, pero a gran escala, que los vendamos no sólo en los mercados, sino a gran escala.

Para eso se requiere capacitación, se requiere de financiamiento, se requiere que les demos recursos para que ustedes puedan comprar la maquinaria y poder comprar los insumos para poder hacerlo.

Yo quiero comprometerme a que en San Felipe del Progreso tengamos muchos más casos como los de Belem, casos de éxito para ustedes, para ustedes y sobre todo para mis amigos y amigas, hermanos y hermanas de las distintas etnias y de las comunidades indígenas de nuestro Estado.

Quiero también reiterar el compromiso que tenemos para continuar con el programa de apoyo a la vivienda indígena, hicimos la entrega de algunos materiales y que podamos apoyarles a que tengamos la capacidad de fortalecer las viviendas de  nuestras hermanas y hermanos con el Programa de Apoyo a la Vivienda Indígena, lo mismo con el programa de Canastas de Apoyo Alimentario para nuestros adultos mayores.

Que es de gran utilidad y el día de hoy le damos continuidad, y más adelante, no es el momento el día de hoy, pero más adelante, haré un anuncio en particular que tiene que ver con este programa de apoyo a las mujeres del que hablamos hace algún tiempo.

Que todavía estamos en proceso de armarlo y que seguramente San Felipe del Progreso será uno de los municipios, que más se va a beneficiar porque hay muchas mujeres, que tienen la capacidad, pero también, la necesidad de tener este apoyo tan importante que daremos a través de la  Secretaría de Desarrollo Social.

Ese se los dejo en pendiente, porque lo vamos a platicar más adelante.

Muchísimas gracias, yo quiero, más bien, debería haber empezado, por ahí, que es hatzi khua da, eso, entonces si lo pude pronunciar bien querido presidente, hatzi kua dan,  es en otomí, yo lo dije en mazahua, ¿cómo es en otomí?, hatzi khua da.

Queridas hermanas y hermanos, quiero decirles que tienen en su amigo, el Gobernador del Estado de México, a alguien comprometido con nuestras etnias indígenas y con San Felipe del Progreso.

Que cuentan conmigo y que vamos a estar de manera permanente visitando esta región, este querido municipio, y sobre todo, apoyándole a las mujeres, a los hombres, a nuestros adultos mayores de esta región del estado, y sobre todo, de nuestras comunidades indígenas.

Y una manera más de hacerlo es, y de una vez lo comento también, le voy a instruir a nuestro Secretario de Desarrollo Social, que revisemos el catalogo de las comunidades que hoy en día están registradas para poder recibir apoyos, para que podamos incrementar el número de municipios que están hoy en día incorporados a este catalogo y sean más las comunidades y municipios que puedan recibir apoyo de la CDI y del CEDIPIEM por parte del Gobierno del Estado de México.

Muchísimas gracias a todas y todos ustedes, me da un gran gusto estar con ustedes.

Gracias amigas y amigos.