Inicio / Comunicados

CONSIDERA COMPOSITORA LILIA VÁZQUEZ QUE LA MÚSICA TIENE EL PODER DE TOCAR EL ALMA DE LA GENTE

  • 16/01/2021, Toluca
    Folio: 18889

0129/2021

 

  • Comparte Lilia Vázquez Kuntze las cualidades de la composición musical y su historia para dedicar su vida a esta profesión.
  • Celebra Secretaría de Cultura y Turismo el Día de las y los compositores.

 

Toluca, Estado de México, 16 de enero de 2021. Este 15 de enero se celebró el día de las y los compositores; una profesión de múltiples cualidades, que tiene el poder de tocar almas y corazones, de mover emociones en quienes se brindan la oportunidad de escuchar, consideró la pianista y compositora Lilia Vázquez Kuntze. 

 

La también docente del Conservatorio de Música del Estado de México, detalló lo que significa para ella la composición musical.

 

“La composición musical es para mí, un medio de comunicación, es un puente de comunión humana, en donde los sentimientos, las emociones y las vivencias son expresadas y trascendidas en nobleza, a través de este gran lenguaje universal que es atemporal e intangible”, expresó. 

 

Vázquez Kuntze descubrió desde temprana edad el gusto por la música, ya que sus primeras composiciones fueron a los seis años de edad, con el apoyo de sus padres, a quienes les gustaba mucho la música, así como de una tía con quien comenzó a estudiar piano.

 

A los nueve años entró al Conservatorio Nacional de Música en la Ciudad de México y, más adelante, se fue a Alemania donde hizo sus estudios profesionales.

 

“Desde muy niña me gustaba jugar con el piano, tenía buen oído, escuchaba las melodías y las podía reproducir en el piano y por esta razón me llevaron a temprana edad a estudiar música, después empezaron a salir melodías completas, formadas y ya con estudios de piano me animé a estudiar la carrera de composición musical, porque improvisaba mucho y componía melodías sencillas.

 

“Me daba cuenta que a la gente le gustaba y lograba transmitir, hoy, ha sido una forma de vida, de procesar internamente las experiencias de vida y poderlas compartir, ha sido muy bello que los demás puedan conectarse con mi expresión, pero conlleva mucho trabajo”, recordó.

 

En cuanto al proceso creativo, la compositora de fama nacional, explicó que se trata de dos momentos para realizar una obra; la idea y la técnica.  

 

“El proceso creativo tiene que ver con el espacio interno para poder dejar que surja una idea, cuando tengo una imagen o idea, la escribo, escojo lo que me gusta o me sirve en ese momento, esa es una primera parte.

 

“Después viene la técnica, qué voy a hacer con esta melodía y cómo la puedo desarrollar, se va a convertir en muchos motivos, podría ser un conjunto de sonidos que dan atmósfera, con los elementos tradicionales como rítmicamente, melódicamente y armónicamente”, dijo. 

 

La compositora externó que, dependiendo de la extensión, la conformación de una obra orquestal puede llevar mucho tiempo y, pensando en la obra que compuso, “Esferas”, que tiene una duración de 15 minutos, está conformada por tres movimientos y le llevó tiempo madurarla y trabajarla para que esté completamente estructurada y con lógica musical, cuidando la combinación de los instrumentos.

 

No obstante, que la melodía pueda llegar a un escenario y escucharla en vivo es la última parte del proceso de una composición, donde el principal objetivo es que de manera intangible pueda tocar a quienes la escuchen.

 

“Para mí, mis obras son mis hijos, y “Esferas”, cuando fue interpretada por la Orquesta Filarmónica Mexiquense, al público le gustó mucho, tuvo muchos aplausos, no lo podía creer, estaba muy emocionada y realmente ese es el gran premio; que a la gente le guste, que enriquezca su vida y no solo la mía”, expresó.